martes, 17 de enero de 2017

Teoría humanista. Luis Beltrán Prieto Figueroa

Sostiene Prieto Figueroa el modelo de sociedad  que requiere de un ciudadano formado con un espíritu solidario, de igualdad, colaboración, corresponsabilidad; todo ello tiene que traducir un modelo de estudio que atienda diversas mentalidades, que se respete  a la persona por su dignidad, una educación social que forme al individuo de manera consciente, critica, comprometido con su historia y raíces, sensible a su gente.
 La propuesta filosófica humanista, democrática de Prieto Figueroa, configura el fin supremo de la educación, al tratar de perfeccionar las cualidades del hombre y fortalecer sus valores, vinculándolo a su entorno, a su época, para hacerlo partícipe de las tareas colectivas en el logro de las metas, en la defensa de los derechos individuales y de la sociedad. El Maestro Prieto comprendió que para lograr una sociedad y un estado democrático, el sistema educativo debe brindar una educación con igualdad de oportunidades para todos, sin discriminación de ninguna índole, además, debía tener carácter público, por tanto, no debía responder a ningún sector social, a intereses políticos, ni a tendencias particulares. 
La filosofía humanista de Prieto se denomina humanismo democrático, el cual tiene como fines una educación prospectiva, en donde se propicie una formación para la comprensión del mundo, en donde el maestro Prieto plantea como finalidades las siguientes:
1. Formar al hombre en la plenitud de sus atributos físicos y morales, ubicados preferentemente como factor positivo del trabajo de las comunidades.
2. Capacitar para la defensa del sistema democrático dentro del cual tienen vigencia y son garantizados los derechos civiles, políticos esenciales de la personalidad humana.
3. Capacitar para el trabajo productor mediante el dominio de las técnicas reclamadas por el desarrollo técnico de la época.

Paulo Freire. Teoría dialógica en la educación

Paulo Freire (1980) establece que la naturaleza del ser humano es, de por sí dialógica, y cree que la comunicación tiene un rol principal en nuestra vida, es decir estamos constantemente dialogando con otros en espacios donde creamos y nos recreamos. Con ello se afirma una concepción pedagógica de la educación dialógica, entendida como el liberalismo de teorías en la praxis educativa contemporánea, la cual responda a la necesidad del contexto, con perspectivas innovadoras de enseñanza, cuyo propósito esté orientado a sacar del estrecho marco de la transmisión de contenidos a un sujeto quien los acumula, así tenga plena libertad de hacer buen uso de las capacidades cognitivas.
Freire propone paradigmas emergentes como la educación problematizadora, dialógica, humanista, emancipadora, participativa, que permita descubrir, comprender, compartir ideas, que lleven a la socialización del aprendizaje, a la interrelación comprensión hombre-mundo, la eliminación de las contradicciones entre directivos-docentes, considerando que ambos se educan entre sí a través del diálogo que se establece entre ellos, influenciados por la realidad del entorno. Mediante esta nueva relación se elimina la verticalidad, para generar ideas renovadoras en el proceso educativo que superen la dicotomía sujeto-objeto, valorando la cultura popular. 
El educador Freire, critica a la educación tradicional o bancaria, la cual no permite concientizarse acerca de la realidad, se caracteriza por ser expositiva, narrativa, disertadora, en el sentido  se considera al pedagogo como el poseedor de la verdad, del conocimiento, el exclusivo instructor del educando, romEl pedagogo Freire (1980.134) sostiene: que “el diálogo, es el encuentro de los hombres, mediatizado por el mundo, para pronunciarlo no agotándose, por lo tanto es la mera relación yo-tú” .En la misma línea,  Martínez (2013:82),  plantea que  el diálogo es “una condición indispensable  para una visión más plena de la realidad y su uso establece un acercamiento a la vida, lo que hace mucho más comprensible el proceso de adquirir conocimiento y de hacer ciencia.”
Evidentemente, la acción comunicacional permite una relación entre las partes involucradas en el proceso educativo con empatía, responsabilidad y acuerdos. Mediante el diálogo se le da oportunidad al otro de liberar sus ideas. Si se aplica este principio a la función directiva, se pueden obtener resultados satisfactorios en el sentido de atender las necesidades de los docentes, pues con un esfuerzo compartido  se logran objetivos  comunes.
Por otro lado Ibáñez (2010) postula que la teoría dialógica niega tanto el autoritarismo como el desenfreno, y al hacerlo reafirma tanto la autoridad como la libertad. La propuesta de Freire, en el ámbito de los procesos educativos, ha impactado en la sociedad actual, en el sentido de plantear una filosofía critica, transformadora, consustanciada con el acervo cultural e histórico de la comunidad, aun cuando se mantienen las políticas de estado ,como líneas orientadoras en los procesos pedagógicos, que  necesitan del diálogo, para la búsqueda de mejorar la calidad educativa, asimismo, promueven la libertad de pensamientos originales, liberación de ideas, tanto del educador como educando, en una sociedad libre y protagónica.
Por tal razón, es desesperante percibir una pedagogía antidialógica en los procesos educativos, pues fractura esa relación amable de los actores educativos. Pero en cambio si se abordan métodos activos-comunicativos  que hagan  participativo y consciente  al docente, mediante técnicas de discusión  en contextos desafiantes,  esto contribuiría a corregir los errores de la educación acrítica.
Según, Freire (1973), la corriente  dialógica, “tiene dos dimensiones: acción y reflexión y su dirección a la praxis, que es la palabra.” En respuesta al proceso de ideologización por medio del cual las clases dominantes manipulan la conciencia de los oprimidos, los obligan a interiorizar sus valores, les inculcan un sentimiento de inferioridad e impotencia, favorecen el aislamiento y las posiciones artificiales entre cada grupo de oprimidos.
La propuesta de Freire según Torres (1983) distingue  en este caso tres características que son fundamentales para el análisis que se realiza:
1. Colaboración, los sujetos se vuelven sobre la realidad que problematizan los desafíos, transformándolos para la liberación.
2. El esfuerzo de unión, se dan contradicciones antagónicas.
3. Síntesis cultural, producciones  sistematizadoras  y deliberadoras, que inciden en la estructura social del aprendizaje.
4. Organización, lenguaje y acción de los sujetos, Todos deben estar fortalecidos con el diálogo.
La perspectiva comunicativa de Freire supone una transformación del contexto, colocando en el centro de la supervisión el tema del diálogo, otorgándole al docente el derecho de desempeñarse según sus propias opciones, por ello, la supervisión debe tener como primer objetivo la diversidad o igualdad de las diferencias, el cual supone que todos los docentes, tienen derecho a ejercer una enseñanza de acuerdo a sus convicciones, siempre y cuando se rija por las normas establecidas por los entes educativos.
Esto se contrapone a la concepción homogeneizadora que trata de imponer a todos un mismo modelo de enseñanza, lo cual asegura la alienación de algunos educandos con diferentes ritmos y estilos de aprendizaje, contradiciendo lo expuesto por el sistema educativo bolivariano donde se expresa el derecho de todos (as) a una educación igualitaria.
De esa manera, la supervisión dialógica se centra en el docente como un ser consciente, capaz de comprender, crítico, autónomo, libre, trascendente, transformador, que crea y recrea, conoce, está abierto a la realidad, por tanto, implica una relación democrática donde el diálogo hace parte de un proceso de argumentación, exigiendo un compromiso, el cual trasciende intereses estrictamente vitales e implica responsabilidad socio política.
En ese sentido, el diálogo de saberes se sitúa históricamente en el marco de una comprensión crítica de la realidad, necesaria para la acción reflexiva. Desde esa perspectiva, es una dirección que se fundamenta en el respeto por el otro y en la práctica de las relaciones horizontales, nutriéndose de amor, humildad, confianza en éste, donde supervisor y docente se hacen críticos en la búsqueda de algo, creando una relación de simpatía, donde cada uno llega a ser él mismo cuando el otro lo hace.
Pero el otro solamente puede llegar a ser él mismo en un ambiente que promueva el desarrollo de la autonomía, responsabilidad, esto es, en un ambiente de libertad que le permita optar sin coacciones. El supervisor debe entonces liberarse de su papel coactivo y pensar su relación  con un sujeto libre, la cual da sentido a su propia vida, los conocimientos recibidos del exterior (los resignifica, los construye), de esta manera actúa en consecuencia con su visión, sus intereses, su posición.
El diálogo es entonces, un proceso comunicativo mediante el cual los participantes tienen una clara intención de comprenderse mutuamente. Esta comprensión implica el reconocimiento del otro como alguien diferente, con conocimientos y posiciones distintas, sin que por esto se detenga la comunicación. Pero, el diálogo no excluye el contenido, señala Freire, pues no se trata de desconocer la importancia de la información, sino de redimensionar su papel, sin embargo, la imposibilidad para comprender otras lógicas lo hacen imposible.
Freire en su Pedagogía del oprimido nos recuerda que el oprimido (docente) reproduce dentro de sí la imagen y los valores del opresor (supervisor); quien sufre las consecuencias de la colonización de la mente.  Pues, no sólo tiene cadenas para perder, sino también tiene para perder la conformidad y el fatalismo compañeros de la dependencia.
En ese sentido, el dominante (director) necesita inculcar al dominado (docente) una actitud negativa hacia su propia cultura pedagógica. Los primeros favorecen en los últimos el rechazo de la propia praxis, generándoles la falsa comprensión de ésta como algo desagradable e inferior (...) esta realidad,  en muchos momentos, puede llevar al docente a una situación de apatía, en la cual pierde la visión de un mañana en el cual no cree.

La relación dialógica entre los actores del proceso de aprendizaje; dicha formación estima que el colegial es un ser pasivo, no dador de ideas y saberes, negando su capacidad creadora. Adicionalmente, Freire resalta que existe una educación directiva donde el docente tiene que direccionar el proceso, respetando las ideas de los educandos, no imponiendo o coartando su creatividad, sino partiendo de los conocimientos previos, elevando los niveles de participación para transformar la realidad.

martes, 23 de abril de 2013


REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL
“RAFAEL MARÍA BARALT”
PROGRAMA POSTGRADO
DOCTORADO EN EDUCACIÓN





PENSAMIENTO PEDAGOGICO ILUSTRADO














Doctorante:
Eglis Barrios






Bachaquero, Abril 2013






ANALISIS DEL PENSAMIENTO PEDAGÓGICO ILUSTRADO
Vías de Expresión

FRANCIA.
Francia conoció, más que ningún otro país, un desarrollo sobresaliente de las ideas ilustradas y el mayor número de propagandistas de las mismas.  Fue allí donde el filósofo,  político y jurista
Charle-Luis de Montesquieu, uno de los primeros representantes del movimiento, empezó a publicar varias obras satíricas contra las instituciones existentes, así como el monumental  estudio de las instituciones políticas. El espíritu de las leyes (1748). Fue en París donde Denis Diderot, autor de numerosos panfletos filosóficos, emprendió la edición de la Enciclopedia (1751-1772).
Esta obra, en la que colaboraron numerosos autores, fue concebida como un compendio de todos los conocimientos, materia de enseñanza y a la vez como un arma polémica, al presentar las posiciones  de la Ilustración y atacar a sus oponentes. Sin duda,  el más influyente y representativo de los escritores franceses fue Voltaire. Inició su carrera como dramaturgo y poeta ,  pero es más conocido por sus prolíficos panfletos, ensayos, sátiras y novelas cortas, en lo que popularizó la ciencia y la filosofía de su época, y por su voluminosa correspondencia con escritores y monarcas de toda Europa. Gozaron de prestigio las obras de Jean Jacques Rousseau, cuyo Contrato Social (1762), el Emilio, o la Educación (1762) y Confesiones (1782) tendrían una profunda influencia en posteriores educativas y sirvieron como impulso literario al romanticismo del siglo XIX.
Periódicos y libros.
Muchos defensores de la Ilustración no fueron filósofos según la acepción convencional y aceptadas de la palabra, fueron vulgarizadores comprometidos en un esfuerzo por ganar adeptos. Les gustaba referirse a sí mismos como el “partido de la humanidad”, y en un intento de orientar la opinión pública a su favor, imprimieron panfletos, folletos anónimos y crearon gran número de periódicos  y diarios. El enorme incremento en la  publicación de periódicos y libros aseguró una amplia difusión de las reformas pedagógicas.
Sociedades de amigos del País.
Organizadores arquetípicas del siglo XVIII español. Fueron instituciones orientadas a promover reformas económicas y conjugaron este carácter, esencial en la Ilustración española, con el rasgo, más novedoso de la política del despotismo ilustrado, el afán de mejora de la vida a través de la extensión de la cultura, por medio de una educación selectiva, a todos los grupos sociales.
La primera de ellas fue la Vascongada (l765). Posteriormente se conformó una red nacional, planificada y estimulada desde el gobierno, a raíz de la publicación del Discurso sobre el fenómeno de la industria popular, por el fiscal del Consejo de Castilla Pedro Rodríguez de Campomanes, en 1774.
El 9 de noviembre de 1775, Carlos III aprobó los estatutos y el establecimiento de la Matritense; en los años siguientes los Amigos del País, una élite procedente de la nobleza, del clero y de las clases medio, se extendieron por todo el reino. La existencia de numerosas Sociedades de Amigos del País en los Virreinatos favoreció la implantación y extensión de las reformas educativas ilustradas en América Latina.
Universidad de Salamanca.
Institución pública española de enseñanza superior cuyo nombre oficial es Universidad Literaria de Salamanca, situada en esta ciudad española, bajo la jurisdicción de la Consejería de Educación de la comunidad de Castilla y León. La institución alcanzó la cima de su influencia durante el siglo XVI, cuando tenía unos 6.800 estudiantes. Más tarde inició su declive, al igual que las demás universidades españolas . Renació a mediados del siglo XVIII como foco principal del movimiento renovador pedagógico que trajo la Ilustración, alentado por su lector. Juan Meléndez Valdés, pero volvió a decaer con el absolutismo de Fernando VII.
Experimentos científicos y escritos filosóficos.
Los experimentos científicos y los escritos filosóficos llegaron a estar de moda en amplios círculos de la sociedad, incluidos los miembros de la nobleza y del clero. De esta manera, los principales monarcas de la época apoyaron y patrocinaron las creaciones e investigaciones de las figuras más importantes de ese entonces, surgiendo así el Departamento Ilustrado, bajo el concepto del rey-filósofo. Esto propició la difusión de las reformas e ideas pedagógico-ilustradas gracias a las relaciones de los ilustrados con la aristocracia.
Despotismo ilustrado.
Concepto político que hace referencia a una forma de gobierno, vinculada a ciertas monarquías europeas del siglo XVIII, en la que los reyes, sin renunciar a su condición de soberanos absolutos, trataron de aplicar determinadas medidas “ilustradas”, de corte reformista e incluso progresista, surgidas precisamente en esa centuria, denominada genéricamente Siglo de las Luces.
Aunque el término “Despotismo Ilustrado” fue acuñado en el siglo XIX, nació para intentar definir comportamiento políticos del siglo XVIII. Durante éste, numerosos soberanos de Europa defendieron una práctica ilustrada del poder, intentando en sus actuaciones el rey-filósofo del que hablaban Voltaire y otros pensadores de la Ilustración.
Federico II el Grande (1712-1786).- Rey de Prusia (1740-1786). Durante su reinado, fue considerado uno de los déspotas ilustrados más notables  de la Europa del siglo XVIII. En sus ratos libres, estudiaba filosofía, historia y poesía y mantenía correspondencia con los filósofos franceses, entre ellos Voltaire. En su obra El Antimaquiavelo, escrita durante esa época y publicada por Voltaire en 1740, Federico contradecía las doctrinas políticas del filósofo y plítico italiano Nicolás Maquiavelo, defendiendo un gobierno pacífico e ilustrado.
Catalina II la Grande (1729-1796).- Emperatriz de Rusia (1762-1796) que continuó el proceso de occidentalización iniciado por Pedro I el Grande y convirtió Rusia en una potencia Europea. Catalina conocía bien la literatura de la Ilustración francesa, la cual ejerció una gran influencia sobre su propio pensamiento político. Mantuvo un estrecho contacto con Voltaire y Denis Diderot, prestó apoyo financiero a algunos escritores franceses y Diderot fue huésped de su corte en 1773,
Aunque con estas actividades simplemente pretendía crearse una imagen favorable en Europa Occidental, probablemente fue sincera en su interés y en su esperanza de poder aplicar algunas de las ideas ilustradas a la racionalización y reforma de la administración del Imperio Ruso. A pesar de su interés en la reforma legal, la comisión que nombró para llevar a cabo esta tarea  en 1767 no pudo cumplir los objetivos. Entre los logros de Catalina se pueden destacar la creación de las primeras escuelas para chicas y la de un colegio médico para el cuidado de sus súbditos.
José II de Austria (1741-1790).- Emperador del sacro Imperio Romano Germánico (1765_1790), que trató infructuosamente de reformar y unificar los dominios austríacos de los Habsburgo. Garantizó tolerancia religiosa a los protestantes, revocó loa legislación discriminatoria contra los judíos y reorganizó de manera drástica a la predominante Iglesia Católica, clausurando muchos monasterios, sometiendo al control estatal la formación de los sacerdotes y limitando el poder de intervención del Papa en Austria. José eliminó la censura en casi todas sus formas, liberó a los siervos, separó el poder ejecutivo del judicial y promulgó un nuevo código legal. Con el fin de unificar la administración de los diferentes reinos Habsburgo, abolió los numerosos órganos de gobierno local y trató de imponer el idioma alemán a sus súbditos húngaros y esclavos.
Carlos III de España (1716-1788).- Rey de las Dos Sicilias (1734-1759) y rey de España (1758-1788), el representante más genuino del despotismo ilustrado español. El reinado español de Carlos III se caracterizó por una profunda renovación en la vida cultural y política. Cabe destacar  el intento de extensión de la educación a todos los grupos de la sociedad, mediante el establecimiento de centro dependientes de los municipios  o de las Sociedades de Amigos del País, la creación de escuelas de agricultura o el equivalente a las de comercio de diversas ciudades, las propuestas de reforma de los estudios universitarios (1771-1786) y, en fin, el estímulo de la actividad de la Real Academia Española cuya Gramática Castellana (1771) se impuso como texto en las escuelas.
José I el Reformador (1714-1777).- Rey de Portugal (1750-1777). Fue también un gobierno típico del despotismo ilustrado: afirmación del absolutismo; combate a los Jesuitas, que acabaron expulsados del país y de las colonias; y una política de centralización económica de carácter mercantilista. En el plano cultural y educacional, durante su reinado se realizaron grandes esfuerzos para introducir las nuevas concepciones filosóficas y científicas de la época de la Ilustración, como la reforma de la Universidad de Coimbra, sin que ello representase, sin embargo, ninguna disminución del poder absoluto de la monarquía.
                                                       Método del Pensamiento

“Atreverse a conocer (Inmanuel Kant)”.
En la metafísica de las costumbres (1797) Kant describió su sistema ético, basado en la idea de que la razón es la autoridad última de la moral. Afirmaba que los actos de cualquier clase han de ser emprendidos desde un sentido del deber que dicte la razón, y que ningún acto realizado por conveniencia o sólo por obediencia a la ley o costumbre puede considerarse como moral.
Describió dos tipos de órdenes dadas por la razón: el imperativo hipotético, que dispone un curso dado de acción para lograr un fin específico, y el imperativo categórico, que dicta una trayectoria de actuación que debe ser seguida por su exactitud y necesidad. El imperativo categórico es la base de la moral y fue resumido por Kant en estas palabras claves: “Obra como si la máxima de su acción pudiera ser erigida, por su voluntad, en la ley de la naturaleza”.
Reexaminar y Explorar.
Surgió un deseo de reexaminar y cuestionar las ideas y los valores recibidos de explorar nuevas ideas de direcciones muy diferentes, de ahí las inconsistencias y contradicciones que a menudo aparecen en los escritos de los pensadores del siglo XVIII.
Ideas Propuestas.
Poder de la razón humana.
Si la humanidad podía resolver las leyes del universo, las propias leyes de Dios, el camino estaba abierto para descubrir también las leyes que subyacen al conjunto de la naturaleza y la sociedad.
Uso juicioso de la razón.
Se llegó asumir que mediante un uso juicioso de la razón, un progreso ilimitado sería posible (progreso de conocimientos, en logros técnicos y sus consecuencias también en valores morales)
Estudio del conocimiento
De acuerdo con la filosofía de Locke, los autores del siglo XVIII creían que el conocimiento no es innato, sino que procede sólo de la experiencia y la observación guiadas por la razón.
Importancia de la educación.
A través de una educación apropiada, la humanidad podía ser modificada, cambiada su naturaleza para mejorar.
El descubrimiento de la verdad,
Se otorgó un gran valor al descubrimiento de la verdad a través de la observación de la naturaleza, más que mediante el estudio de las fuentes autorizadas, como Aristóteles y la Biblia,
Felicidad mundana antepuesta a la salvación religiosa.
Aunque veían a la iglesia ( especialmente la iglesia católica) como la principal fuerza que había esclavizado la inteligencia humana en el pasado, la mayoría de los pensadores de la Ilustración no renunció  del todo a la religión. Optaron más por una forma de deísmo, aceptando la existencia de Dios y de su otra vida, pero rechazando las complejidades de la teología cristiana.
Creían que las aspiraciones humanas no deberían centrarse en la próxima vida, sino más bien en los medios para mejorar las condiciones de la existencia terrena. La felicidad mundana, por lo tanto, fue antepuesta a la salvación religiosa. Nada se atacó con más intensidad y energía que la doctrina de la iglesia, con toda su historia, riqueza, poder pol`´itico y supresión del libre ejercicio de la razón.
La Pedagogía Ilustrada vista desde nuestros días.
Hechos históricos relacionados con el pensamiento pedagógico ilustrado.
Exposición de la Teoría Gravitacional por Isaac Newton (1687)
La época sufrió el impacto intelectual causado por la exposición de la teoría de la gravitación universal de Isaac Newton. Este hecho abrió paso a la creencia del poder de la razón humana sobre los hechos antes inexplicables del mundo. Influenció ampliamente en el aumento de experimentos científicos, y dio paso al descubrimiento de nuevas materias escolares, que necesitarían ser dictadas tanto en escuelas como en universidades. Animó el hambre del conocimiento y las ganas de impartirlo de manera novedosamente analítica, sin contentarse con lo que ya se sabe, sino más bien averiguando más obre lo impartido anteriormente.
Publicación de la Enciclopedia (1772).
L’encyclopedie refleja unas ideas filosóficas consideradas radicales y meterialistas por los defensores de la ortodoxia vigente en el Siglo de la Luces. por lo que fue objeto de persecución y condenas. Esto ha hecho que la obra haya adquirido una gran importancia en la historia del pensamiento occidental. Es considerada como un compendio científico e ideológico de la Ilustración, y fue materia de estudio y enseñanza incluso después de haber concluido este período.
Guerra y Declaración de Independencia de los EEUU. (1775_1783).
En la década de 1770 los escritores ensancharon su campo de crítica para englobar materias políticas y económicas. De mayor importancia en este aspecto fue la experiencia de la guerra de la independencia estadounidense (en las colonias británicas). A los ojos de los europeos, la Declaración de Independencia y la guerra revolucionaria anunciaron que, por primera vez, algunas personas iban más allá de la mera discusión de ideas ilustradas y las estaban aplicando. Es probable que la guerra alentara los ataques y críticas contra los regímenes europeos existentes.
Revolución Francesa (1789)
Suele decirse que el Siglo de la Luces concluyó con la Revolución Francesa de 1789, pero no son pocos los que contemplan e interpretan la inquietud política y social de este período como causa desencadenante de la Revolución. Al incorporar muchas de las ideas de los ilustrados, la Revolución, en sus etapas más difíciles, entre 1792 y 1794, sirvió para desacreditar estas ideas a los ojos de muchos europeos contemporáneos. El enorme impacto que la Revolución Francesa causó en España, tras la muerte de Luis XVI, así como en los dominios españoles en América, provocó una violenta persecución de las personas más representativas de las nuevas ideas. Se estableció una censura total y se cerraron las fronteras, prohibiéndose el paso de todo tipo de libros y folletos, o su embarque hacia América.
Herencia de la Ilustración.
No cabe duda de que la Ilustración de una herencia perdurable en los siglos XIX y XX. Marcó un peso clave en el declinar de la iglesia y en el crecimiento del secularismo actual. Sirvió como modelo para el liberalismo político y económico y para la reforma humanitaria a través del mundo occidental del siglo XIX. Fue el momento decisivo para la creencia en la posibilidad y la necesidad de progreso que pervivió, de una forma moderada en el siglo XX.
Aportes y desaciertos de la Pedagogía Ilustrada
Aportes de la Pedagogía Ilustrada a la Pedagogía Actual.
Los Jardines de Infancia.
Forma de educación preescolar en la que los niños aprenden a través de juegos creativos, interacciones sociales y expresión natural. Iniciado en 1837 por Friedrich Fröbel en Blankerburg (Alemania), el jardín de infancia estaba basado en la idea de la importancia del juego en la formación de los niños. En un ambiente en el que Fröbel intentaba educar a los niños libremente como las flores en un jardín ( de ahí el nombre Kindergarten, que significa en alemán “el jardín de los niños”), utilizaba juegos, canciones, materiales especialmente elegidos para trabajar, e historias dirigidas a las necesidades  de los pequeños ( de 3 a 7 años de edad). El jardín de infancia sirve como una etapa de introducción a la escolarización formal subsiguiente.
El concepto de jardín de infancia se extendió a casi todos los países. Demostrando que el juego es la actividad a través de la cual los niños aprenden, los jardines de infancia tuvieron una fuerte influencia sobre la filosofía y la práctica de la educación elemental en muchos países de todo el mundo.
La Reforma Educativa.
Durante el siglo XVIII se estableció el sistema escolar en Prusia, en Rusia empezó la educación formar bajo Pedro el Grande y sus sucesores;  también se desarrollaron escuelas y colegios universitarios en la América colonial y se ampliaron reformas educativas derivadas de la Revolución Francesa. Al final del siglo se fundaron en Inglaterra las escuelas del domingo por el filántropo y periodista Robert Ralkes para beneficio de los muchachos pobres y las clases trabajadoras. Durante el mismo período se introdujo el método monitorial de enseñanza, por el que cientos de muchachos podían aprender con un profesor y la ayuda de alumnos monitores o asistentes. Los dos planes abrieron la posibilidad de la educación de masas,
El teórico educativo más relevante del siglo XVIII fue Jean-Jacques Rousseau, nacido en Ginebra. Su influencia fue considerable tanto en Europa como en otros continentes. En Emilio (1762) insistió en que los alumnos debían ser tratados como adolescentes más que como adultos en miniatura y que se debe atender la personalidad individual. Entre sus propuestas concretas estaba la de enseñar a leer a una edad posterior y el estudio de la naturaleza y de la sociedad por observación directa. Sus propuestas radicales sólo eran aplicables a los niños; las niñas debían recibir una educación convencional.
Las contribuciones educativas de Rousseau se dieron en gran parte en el campo de la teoría; correspondió a muchos de sus seguidores poner sus ideas en práctica. El educador alemán Johann Basedow y otros abrieron escuelas en Alemania y en diferentes partes basándose en la idea de “todo según la naturaleza”


BIBLIOGRAFÍA

AVILA, R. (2006) Educación y Pedagogía en el mundo formativo del ser humano. Bogotá
RUBIO, M., (2009) Construcción del conocimiento sobre el ideario pedagógico de la Ilustración. MSc. En Educación Robinsoniana.  UNESR. Núcleo Araure
SEGOVIA, E.,  (2009) Reflexiones analíticas del pensamiento del ideario pedagógico de la        Ilustración. MSc.  En Educación Robinsoniana , UNESR, Núcleo Araure.









REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL
“RAFAEL MARÍA BARALT”
PROGRAMA POSTGRADO
DOCTORADO EN EDUCACIÓN







DON SIMÓN RODRÍGUEZ







                                                                         Doctorante:
Coromoto Araujo




Bachaquero, Abril 2013




















DON SIMÓN RODRÍGUEZ

En Venezuela uno de los grandes pensadores de la Ilustración, fue el pedagogo Don Simón Rodríguez  (1771- 1854), “Maestro del Libertador Simón Bolívar”, quien influyó en su formación educativa. Con sus ideas de la Ilustración, y sus actitudes radicales, fue gran conocedor  y crítico de los orígenes y evolución de la sociedad hispanoamericana. Después de su oficio de Maestro de escuela en Caracas, en donde presentó su reforma educativa para las escuelas primarias y fue el maestro del joven Simón Bolívar, y de su viaje y experiencias durante tres décadas en Europa, en donde acompañó a Bolívar en su juramento en el Monte Sacro en 1805, y de sus experiencias educativas en Francia, Rusia y otros países de Europa, regresó al Perú y Bolivia, en donde colaboró con el Libertador como Director de Enseñanza Pública en 1825 y 1826 (Lasheras, 1994).
Es importante señalar, que en la historia las ideas estudiadas acerca del pensamiento del Maestro Simón Rodríguez y su influencia en la primera mitad del siglo XIX, especialmente en los años después de la Guerra de Independencia. En sus obras se encuentran ideas políticas, sociales y educativas, con las cuales analizó la realidad histórica de los países hispanoamericanos en los años inmediatos que sucedieron a la Revolución de la Independencia y cuando se estaban en etapa de consolidación las instituciones democráticas y republicanas.
También, se debe reconocer la historiografía mundial hoy, al iniciar el siglo XXI, ha dado especial importancia a la historia de las Ideas, de las Mentalidades y de los Imaginarios Colectivos. En  el caso de Venezuela, la unidad del devenir que relaciona el pasado con el presente y el futuro de las ideas del Maestro Don Simón Rodríguez.
Desde este enfoque, conviene realizar un sexto acercamiento que en este caso trata sobre las Reflexiones acerca de Jovellanos: Ideario patriótico, político y pedagógico centrado en lo humano, por cuanto es motivo de interés de los miembros del grupo no asistido, comenzar por reconocer que abordar a los Jovellanos, conduce a reconocer que se constituye en una de las figuras representativas de “la Ilustración Española del Siglo XVIII” De su pensamiento se desprende todo un ideario de hombre patriótico, pedagogo y político. Según Fernández Álvarez, su pensamiento patriótico, se fundamenta en la lucha tenaz, por extender la cultura fiel al sentido platónico o socrático.
Al reflexionar sobre el final del planteamiento, posibilita inferir, entre otras cosas, el amor hacia los ciudadanos, a su enseñanza y progreso, donde el bien y la moral, es el modelo de todo lo justo y lo bueno que se puede sintetizar en la búsqueda de la felicidad social, como se afirma en los escritos recogidos en “La República de Platón”,
Para argumentar lo dicho, se hace una revisión del ideario político de Jovellanos, que propone la reforma al sistema político establecido en Sevilla y con ello “la supresión de los tormentos y la humanización de los interrogatorios y de las cárceles”. Este marco, deja entrever la visión humana, solidaria y ética, la conciencia cívica, de este insigne pensador, como características requeridas para un sistema social, que busca la felicidad.  Por ello, se afirma, que Jovellanos estuvo por encima de las mediocridades políticas de su tiempo.
En consecuencia en cada uno de los acercamientos descritos y analizados se establece como prioridad en la formación del hombre desde ideas emancipadoras, con conciencia crítica, pensamiento y movimiento pedagógico de la Ilustración, de acuerdo a los diferentes contextos epocales educativos, políticos, culturales, comunitarios o sociales con sentido revolucionario para el cambio y transformación de la sociedad


                                                    BIBLIOGRAFIA

Lasheras, J. (1994) Simón Rodríguez. Maestro y Político Ilustrado. Caracas. Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez. UNESR.
Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (1983). Ideas Educativas de Simón Rodríguez. Módulo de Estudio. Caracas. Venezuela.



REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL
“RAFAEL MARÍA BARALT”
PROGRAMA POSTGRADO
DOCTORADO EN EDUCACIÓN







DON SIMÓN RODRÍGUEZ







                                                                         Doctorante:
Coromoto Araujo




Bachaquero, Abril 2013




















DON SIMÓN RODRÍGUEZ

En Venezuela uno de los grandes pensadores de la Ilustración, fue el pedagogo Don Simón Rodríguez  (1771- 1854), “Maestro del Libertador Simón Bolívar”, quien influyó en su formación educativa. Con sus ideas de la Ilustración, y sus actitudes radicales, fue gran conocedor  y crítico de los orígenes y evolución de la sociedad hispanoamericana. Después de su oficio de Maestro de escuela en Caracas, en donde presentó su reforma educativa para las escuelas primarias y fue el maestro del joven Simón Bolívar, y de su viaje y experiencias durante tres décadas en Europa, en donde acompañó a Bolívar en su juramento en el Monte Sacro en 1805, y de sus experiencias educativas en Francia, Rusia y otros países de Europa, regresó al Perú y Bolivia, en donde colaboró con el Libertador como Director de Enseñanza Pública en 1825 y 1826 (Lasheras, 1994).
Es importante señalar, que en la historia las ideas estudiadas acerca del pensamiento del Maestro Simón Rodríguez y su influencia en la primera mitad del siglo XIX, especialmente en los años después de la Guerra de Independencia. En sus obras se encuentran ideas políticas, sociales y educativas, con las cuales analizó la realidad histórica de los países hispanoamericanos en los años inmediatos que sucedieron a la Revolución de la Independencia y cuando se estaban en etapa de consolidación las instituciones democráticas y republicanas.
También, se debe reconocer la historiografía mundial hoy, al iniciar el siglo XXI, ha dado especial importancia a la historia de las Ideas, de las Mentalidades y de los Imaginarios Colectivos. En  el caso de Venezuela, la unidad del devenir que relaciona el pasado con el presente y el futuro de las ideas del Maestro Don Simón Rodríguez.
Desde este enfoque, conviene realizar un sexto acercamiento que en este caso trata sobre las Reflexiones acerca de Jovellanos: Ideario patriótico, político y pedagógico centrado en lo humano, por cuanto es motivo de interés de los miembros del grupo no asistido, comenzar por reconocer que abordar a los Jovellanos, conduce a reconocer que se constituye en una de las figuras representativas de “la Ilustración Española del Siglo XVIII” De su pensamiento se desprende todo un ideario de hombre patriótico, pedagogo y político. Según Fernández Álvarez, su pensamiento patriótico, se fundamenta en la lucha tenaz, por extender la cultura fiel al sentido platónico o socrático.
Al reflexionar sobre el final del planteamiento, posibilita inferir, entre otras cosas, el amor hacia los ciudadanos, a su enseñanza y progreso, donde el bien y la moral, es el modelo de todo lo justo y lo bueno que se puede sintetizar en la búsqueda de la felicidad social, como se afirma en los escritos recogidos en “La República de Platón”,
Para argumentar lo dicho, se hace una revisión del ideario político de Jovellanos, que propone la reforma al sistema político establecido en Sevilla y con ello “la supresión de los tormentos y la humanización de los interrogatorios y de las cárceles”. Este marco, deja entrever la visión humana, solidaria y ética, la conciencia cívica, de este insigne pensador, como características requeridas para un sistema social, que busca la felicidad.  Por ello, se afirma, que Jovellanos estuvo por encima de las mediocridades políticas de su tiempo.
En consecuencia en cada uno de los acercamientos descritos y analizados se establece como prioridad en la formación del hombre desde ideas emancipadoras, con conciencia crítica, pensamiento y movimiento pedagógico de la Ilustración, de acuerdo a los diferentes contextos epocales educativos, políticos, culturales, comunitarios o sociales con sentido revolucionario para el cambio y transformación de la sociedad


                                                    BIBLIOGRAFIA

Lasheras, J. (1994) Simón Rodríguez. Maestro y Político Ilustrado. Caracas. Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez. UNESR.
Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (1983). Ideas Educativas de Simón Rodríguez. Módulo de Estudio. Caracas. Venezuela.